• Blog
  • A fondo
  • En busca de patatas más resistentes al cambio climático

En busca de patatas más resistentes al cambio climático

Fuente de carbohidratos, proteínas, vitamina C y minerales, la patata constituye el tercer cultivo alimenticio mas importante del mundo, después del trigo y el maíz. Sin embargo, la mayoría de las especies cultivadas no están adaptadas a las condiciones climatológicas adversas derivadas del cambio climático, como son los largos periodos de sequía o las temperaturas extremas de frío y calor. 

En este contexto, el Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario Neiker-Tecnalia ha finalizado un proyecto de investigación sobre las variedades de patatas que mejor se adaptan al cambio climático. El principal objetivo del estudio ha sido identificar los genes de patata más resistentes para obtener nuevas variedades del tubérculo que se adecúen de forma óptima a las condiciones climáticas.

Asimismo, la investigación ha analizado cómo se comportarán las variedades de patata actuales en situaciones climatológicas extremas, con el principal objetivo de avanzar hacia una mejora en la competitividad del sector agrario y una agricultura más sostenible.

Para ello, los investigadores del centro tecnológico han recogido información genética de cada variedad de tubérculo cuando la planta se encuentra sometida a un estrés derivado de condiciones climatológicas adversas. Así, se ha podido observar qué genes reaccionan a estas situaciones e identificar aquellos que participan en los mecanismos de respuesta a la sequía, al frío y al calor.

Según explica Neiker-Tecnalia en un comunicado, identificar los genes que hacen a la planta más resistente resulta esencial como primer paso para desarrollar nuevas variedades que se adapten al futuro.

El equipo investigador estima que al menos 1.500 agricultores se beneficiarían de las nuevas variedades, evitando pérdidas de producción y aumentando el ingreso de la agricultura local. Según se añade en la nota, se estima que el cultivo de patata aumentará en los próximos años al menos un 10%, especialmente en regiones con condiciones agroclimáticas adversas.

La investigación ha sido realizada en colaboración con la Universidad Agraria de La Molina (Perú), el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias INIAP (Ecuador) y la Universidad de San Francisco (Ecuador), y forma parte del proyecto Papaclima, que tiene como objetivo recuperar la patata como uno de los productos de siembra por excelencia en Euskadi y especialmente en Álava. 

 

Foto: Irekia

INICIAR SESIÓN

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de privacidad.

ACEPTAR

Producto añadido al pedido