• Blog
  • A fondo
  • Verduras y hortalizas de verano, la huerta se inunda de color

Verduras y hortalizas de verano, la huerta se inunda de color

Los meses cálidos ya están aquí y con el aumento de las temperaturas mudan los hábitos cotidianos, aumentan las ganas de consumir productos frescos y repletos de sabor y la paleta cromática de las huertas estalla en mil colores.

La temporada estival es el periodo óptimo para degustar esas verduras, frutas y hortalizas que llevamos esperando todo el año y que por fin alcanzan el punto de madurez y el sabor adecuado para su consumo.

Pimientos de Gernika, tomates jugosos que desprenden el aroma de la tierra, refrescantes pepinos, vainas sabrosas, apio, rábanos, calabacines, coliflores, berenjenas, melones, sandías… El surtido es de lo más amplio y la llegada a la mesa más temprana o más tardía de un producto concreto depende de la evolución del mercurio y las precipitaciones.

“Todo está relacionado con el clima. El mejor momento para un producto depende del clima. Estamos todo el día sembrando, prestamos el máximo cuidado, estamos pendientes y no bajamos la guardia. Buscamos ofrecer en cada momento la mejor calidad”, explica Begoña Lumbreras de Momoitio Baserria.

En estos momentos sus huertos rebosan pimientos, tomates y vainas, que se están convirtiendo en éxito de venta en las ferias.

“La gente lo demanda muchísimo y nos va siguiendo en las distintas ferias. La verdad es que nos llena de orgullo que nos digan que nos buscan porque no encuentran tomates como los nuestros en otros sitios”, comenta Begoña.

Lo cierto es que a medida que avancen las semanas junto a los pimientos de Gernika y los tomates se irán incorporando otros productos como el pimiento de asar, el de cuerno de cabra, la guindilla en sus distintas variedades, la borraja o la coliflor morada.

A la producción de Momoitio se suma la huerta de Goreko, 6.000 m2 de invernaderos y cerca de 2 hectáreas de huerta al aire libre dedicados a la agricultura ecológica en Mungia.

Desde ese municipio vizcaíno, el responsable de la explotación, Gorka Irazabal, señala como uno de los productos destacados el tomate, que cultivan en diversas variedades, y que está considerado como una de las especialidades de la casa. También recibe muy buena respuesta con el pimiento italiano y las alubias de varios tipos como la blanca, pinta alavesa, la gernikesa o la de Mungia.

Pero además, de las vainas, las guindillas, en sus diferentes variedades, las berenjenas, y las cebollas, Gorka hace mención especial al physalis, un fruto originario de América del Sur que se cultiva bien en el norte de la Península debido a su clima fresco y húmedo.

“Es un producto saludable para diabéticos, es diurético y tiene un alto contenido en vitamina C, más que el pimiento rojo y la naranja”, precisa Gorka.

Frecuentemente empleado en alta cocina como elemento para adornar platos y poner el broche final a los postres, el physalis presenta además elevados contenidos en fibra, caroteno y minerales como el calcio, hierro y fósforo, refuerza el sistema inmunitario y tiene propiedades antioxidantes.

En opinión de Irazabal, la respuesta ante el physalis es muy positiva: “La gente se sorprende y les gusta”.

Ya entrados en el mes de agosto, los huertos de Goreko prometen también brócoli, romanescu, puerro, pimiento de asar, sandías y melones.

“Conseguimos unas sandías ricas en agua y muy dulces”, añade Gorka, quien explica que en su explotación se encuentran en proceso de innovación permanente y experimentan con nuevas variedades y productos para poder sorprender a sus clientes con alternativas novedosas.

La oferta de Goreko también incluye plantas aromáticas y medicinales como la menta, el romero, el laurel o el orégano.

INICIAR SESIÓN

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de privacidad.

ACEPTAR

Producto añadido al pedido